Loading...

viernes, 17 de diciembre de 2010

RELIGION

Los aborígenes creían en un ser supremo que invocaban por su nombre: "Aborac", "Acoran", y otros. Algunos cronistas han dicho que creían en demoniso como guayota, que vivía en el volcán del Teide(echeide o infierno); pero el creer que hay un infierno no implica que no se cree en Dios.
Todas las tribus tenían sus sacerdotes y templos o lugares de oración. En Gran Canaria había una especie de monjas(harimaguadas) cuyo único oficio era la oración y la enseñanza. Sus conventos se llamaban tamogantes y al templo almogaren.
En Tenerife apartaban a los corderitos de las ovejas para, conjuntamente con sus balidos y las oraciones, implorar a Dios para que lloviese.
También había otros ritos similares en el resto de las islas y hacían ofrendas de comida a Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario